Los viejos rockeros se jubilan (o eso dicen)